¡Hola! Soy Nohemí

POTENCIADORA
DEL TALENTO Y LIDERAZGO FEMENINO

SOY TANTAS COSAS QUE INTENTARÉ NO ABURRIRTE EXPLICÁNDOTE CÓMO LLEGUÉ AQUÍ.

 

Soy mujer (algo evidente, espero), madre y cuando me preguntan que a qué me dedico y quiero simplificar digo que soy «emprendedora». Porque lo de «autónoma» automáticamente rebaja el nivel de alegría en la conversación.

Fui youtuber cuando aún no se usaba ese término y bloguera de maternidad antes del Boom de blogs del sector. Porque aunque no lo creas, antes de Madresfera y las Malas Madres algunas nos pasábamos horas escribiendo  en blogs de esa temática y respondiendo  hasta las mil a otras madres en foros.

Ahora, además de intentar no olvidarme de escribir y de dirigir  mis proyectos on line,  me dedico a la formación, al desarrollo personal y profesional, la mentoría  y la divulgación de temas relacionados con el EMPODERAMIENTO FEMENINO.

 

 

Todo esto de las redes sociales me empezó a interesar cuando nació mi primer hijo porque no me cuadraba mucho los consejos que me daban y pronto aprendí que las fuentes fiables no siempre son las que creemos.

Sufrir las carencias del sistema hacia las madres y bebés me hizo formarme como Asesora de Maternidad ( sí, lactancia, porteo y todo eso del parto respetado que ahora afortunadamente nos suena más).

Por suerte me desengañé del mundo profesional  misógino antes de nacer mi hijo pues sufrí mobbing y acabé con una depresión nerviosa, una baja y un despido. Digo por suerte, porque así no tuve que plantearme «renunciar» a criar a mi hijo a las 16 semanas para volver a esa maravillosa multinacional en la que los señores prosperaban  y las señoras estábamos de adorno en las cenas de empresa.

Diseñé un trabajo a mi medida y la de mis prioridades en ese momento y  conciliar como yo quería, no como nos cuentan los y las políticas.

Empecé   con un comercio on line  y, tras mi divorcio (sí, yo pego saltos  empresariales de crisis en crisis) monté dos formaciones internacionales pioneras en su sector.

EL ROJO ES UNA ACTITUD

 

No fue fácil trabajar con mi propio estilo en un sector que estereotipa todo lo que tiene que ver con las mujeres que deciden parir como quieren, amamantar y llevar  a sus hijos en brazos con telas en vez de en un Bugaboo de última  generación.

Recibes críticas de las que no piensan como tú y de las que sí, pero no entienden que no todas somos   hippies anti sistema.

Mi trabajo con el Empoderamiento y la Imagen y mis labios rojos fueron todo un acontecimiento en el mundo de las redes maternales de hace una década.

Llegaron a vetarme en formaciones de lactancia  y de doulas por no ser el prototipo habitual de asesora de lactancia. Criticaban mis uñas largas y mis fotos en mis perfiles personales en redes sociales. Pero, como cantaba Raphael, qué sabía nadie cómo de profesional soy en mi trabajo. De hecho, soy tan profesional que nunca publico aspectos privados de mi trabajo con mis clientes. El exhibicionismo lo dejo para mi vida, no para la de mis clientes.

Mis vivencias y mi propio éxito profesional, habiendo llegado a facturar 6 cifras varios años, me han dado un bagaje increíble para mi trabajo actual.

Enseño a mujeres lo que  el empoderamiento más allá de las camisetas de Zara y los anuncios de Nike.

Necesitamos entender por qué las mujeres recibimos criticas por una cosa y la contraria, necesitamos aprender cómo gestionarlo y, sobre todo, necesitamos herramientas para saber cómo cambiar nuestra actitud y que cambie la de los demás hacia nosotras.

Trabajo para que seas más libre,
más tú,
para que disfrutes más,
para que estés la primera en tu lista
y no te culpes por ello.

POTENCIADORA DEL TALENTO Y EL LIDERAZGO FEMENINO

 

Una vez dejada atrás la etapa de querer salvar a las madres y sus partos y lactancias me di cuenta que lo que de verdad necesitamos es recuperar  la capacidad de disfrutar.  Siempre que hablo en conferencias o formaciones de o para madres reivindico el placer como meta.

Y aunque ahora mi trabajo con el ámbito maternal es mayoritariamente formar en habilidades de comunicación a asesoras, mi objetivo es el mismo que cuando trabajaba para mejorar nuestras vivencias con el embarazo, parto o lactancia:

Mi objetivo vital y profesional es contribuir a mejorar el bienestar de las mujeres y las niñas y jóvenes potenciando el talento y el liderazgo femenino.
Empezando por nosotras mismas y nuestra autoestima.Parándonos a pensar en qué posición estamos nosotras y nuestros deseos  en nuestra propia lista de prioridades. Después ya ahondaremos en las relaciones de pareja, de amigas, de trabajo y demás.

Seas emprendedora, una gran ejecutiva en tu empresa, una madre de familia buscando su lugar e identidad tras tu maternidad o una joven a punto de salir al mundo… mi meta al trabajar contigo es que  te des cuenta que el mayor activo que tienes eres tú misma y que mereces invertir en él, invirtiendo en tu actitud.

Escojas uno de mis programas o las sesiones One to One, trabajar conmigo  es un viaje que te aseguro te va a cambiar.
Y te garantizo que, mientras, vamos a pasarlo bien.

Porque a mis cerca de 50 años lo que he aprendido es que la vida es un montón de cosas chungas que no podemos evitar y una colección de momentos disfrutados que compensan lo anterior.

A mí me gusta trabajar así, con seriedad, profesionalidad, alegría…. y  con música, siempre con música.

 

 

Pincha y escucha la Playlist

¡Hola! Soy Nohemí

POTENCIADORA
DEL TALENTO Y LIDERAZGO FEMENINO

 SOY TANTAS COSAS QUE INTENTARÉ NO ABURRIRTE EXPLICÁNDOTE CÓMO LLEGUÉ AQUÍ.

 

Soy mujer (algo evidente, espero), madre y cuando me preguntan que a qué me dedico y quiero simplificar digo que soy «emprendedora». Porque lo de «autónoma» automáticamente rebaja el nivel de alegría en la conversación.

Fui youtuber cuando aún no se usaba ese término y bloguera de maternidad antes del Boom de blogs del sector. Porque aunque no lo creas, antes de MAdresfera y las Malas Madres algunas nos pasábamos horas escribiendo  en blogs de esa temática y respondiendo  hasta las mil a otras madres en foros.
Ahora, además de intentar no olvidarme de escribir y de dirigir  mis proyectos on line,  me dedico a la formación, al desarrollo personal y profesional, la mentoría  y la divulgación de temas relacionados con el EMPODERAMIENTO FEMENINO.

 

Todo esto de las redes sociales me empezó a interesar cuando nació mi primer hijo porque no me cuadraba mucho los consejos que me daban y pronto aprendí que las fuentes fiables no siempre son las que creemos.

Sufrir las carencias del sistema hacia las madres y bebés me hizo formarme como Asesora de Maternidad ( sí, lactancia, porteo y todo eso del parto respetado que ahora afortunadamente nos suena más).
Por suerte me desengañé del mundo profesional  misógino antes de nacer mi hijo pues sufrí mobbing y acabé con una depresión nerviosa, una baja y un despido. Digo por suerte, porque así no tuve que plantearme «renunciar» a criar a mi hijo a las 16 semanas para volver a esa maravillosa multinacional en la que los señores prosperaban  y las señoras estábamos de adorno en las cenas de empresa.

Diseñé un trabajo a mi medida y la de mis prioridades en ese momento y pude  conciliar como yo quería, no como nos cuentan los y las políticas. 

Empecé   con un comercio on line  y, tras mi divorcio (sí, yo pego saltos  empresariales de crisis en criss) monté dos formaciones internacionales pioneras en su sector.

EL ROJO ES UNA ACTITUD

 

No fue fácil trabajar con mi propio estilo en un sector que estereotipa todo lo que tiene que ver con las mujeres que deciden parir como quieren, amamantar y llevar  a sus hijos en brazos con telas en vez de en un Bugaboo de última  generación.
Recibes críticas de las que no piensan como tú y de las que sí, pero no entienden que no todas somos   hippies anti sistema.

Mi trabajo con el Empoderamiento y la Imagen y mis labios rojos fueron todo un acontecimiento en el mundo de las redes maternales de hace una década.

Llegaron a vetarme en formaciones de lactancia  y de doulas por no ser el prototipo habitual de asesora de lactancia. Criticaban mis uñas largas y mis fotos en mis perfiles personales en redes sociales. Pero, como cantaba Raphael, qué sabía nadie cómo de profesional soy en mi trabajo. De hecho, soy tan profesional que nunca publico aspectos privados de mi trabajo con mis clientes. El exhibicionismo lo dejo para mi vida, no para la de mis clientes.

Mis vivencias y mi propio éxito profesional, habiendo llegado a facturar 6 cifras varios años, me han dado un bagaje increíble para mi trabajo actual.

Enseño a mujeres lo que es de verdad el empoderamiento más allá de las camisetas de Zara y los anuncios de Nike.
Necesitamos entender de verdad por qué las mujeres recibimos criticas por una cosa y la contraria, necesitamos aprender cómo gestionarlo y, sobre todo, necesitamos herramientas para saber cómo cambiar nuestra actitud y que cambie la de los demás hacia nosotras.

Trabajo para que seas más libre,
más tú,
para que disfrutes más,
para que estés la primera en tu lista
y no te culpes por ello.

POTENCIADORA DEL TALENTO Y EL LIDERAZGO FEMENINO

 

Una vez dejada atrás la etapa de querer salvar a las madres y sus partos y lactancias me di cuenta que lo que de verdad necesitamos es recuperar  la capacidad de disfrutar.  Siempre que hablo en conferencias o formaciones de o para madres reivindico el placer como meta.

Y aunque ahora mi trabajo con el ámbito maternal es mayoritariamente formar en habilidades de comunicación a asesoras, mi objetivo es el mismo que cuando trabajaba para mejorar nuestras vivencias con el embarazo, parto o lactancia:

Mi objetivo vital y profesional es contribuir a mejorar el bienestar de las mujeres y las niñas y jóvenes potenciando el talento y el liderazgo femenino.

Empezando por nosotras mismas y nuestra autoestima.

Parándonos a pensar en qué posición estamos nosotras y nuestros deseos  en nuestra propia lista de prioridades.

Después ya ahondaremos en las relaciones de pareja, de amigas, de trabajo y demás.

Seas emprendedora, una gran ejecutiva en tu empresa, una madre de familia buscando su lugar e identidad tras tu maternidad o una joven a punto de salir al mundo… mi meta al trabajar contigo es que  te des cuenta que el mayor activo que tienes eres tú misma y que mereces invertir en él, invirtiendo en tu actitud.

Escojas uno de mis programas o las sesiones One to One, trabajar conmigo  es un viaje que te aseguro te va a cambiar.
Y te garantizo que, mientras, vamos a pasarlo bien.

Porque a mis cerca de 50 años lo que he aprendido es que la vida es un montón de cosas chungas que no podemos evitar y una colección de momentos disfrutados que compensan lo anterior.

A mí me gusta trabajar así, con seriedad, profesionalidad, alegría…. y  con música, siempre con música.

 

Pincha y escucha la Playlist

Ellas confiaron en mí

Estas 3 mujeres  se conocieron en una de mis formaciones y son la prueba evidente de que eso de que «las mujeres no pueden trabajar juntas» es mentira.
Acaban de organizar el Primer Simposio Internacional de Porteo en Chile. Un evento único y de alto nivel.
Sus logros son mi carta de recomendación.
La Dra. Mª Inés Arce, Katherine Parada y Viivana Salazar  de Babywearing Chile

 Liderazgo Femenino 3.0

 

Training presentado junto a Rudy Bormans.
Un evento lleno de mujeres, profesionales y/o emprendedoras,  dispuestas a liderar su vida y su empresa.

Taller sobre Comercio Electrónico presentado en el programa Santa Lucía Emprende, del ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana.
Empresarios y emprendedores de la zona explorando nuevos modelos de negocio.
Como te dije al principio…

Si quieres un cambio
¡soy tu persona!

Abrir chat
1
Hola.
Soy Nohemí, ¿en qué puedo ayudarte?.