Cuando te miras qué ves

Cuando te miras qué ves

Ser mujer parece que va inexorablemente unido a estar a disgusto en nuestra piel. Tanto es así que hay toda una industria multimillonaria creada para vendernos la ilusión de cambiarnos y llegar a gustarnos. Es una realidad que en la mayoría de los casos ese disgusto obedece a un falso concepto sobre nosotras mismas, alimentado con expectativas irreales.
En ese caldo de cultivo ser madre y entregarse al cuidado de nuestras criaturas ha resultado para muchas mujeres un bálsamo donde por fin han encontrado la paz con su cuerpo. Otras, sin embargo, experimentan precisamente por esa entrega que se requiere, una aversión a todo lo que implique el contacto estrecho con el bebé.
Si además añadimos que la maternidad se suele vivir en nuestra sociedad como un estigma, con mujeres que pasan de ser libres, triunfadoras, independientes, valoradas, a miembros de un grupo desfavorecido y apartado  socialmente del resto, es frecuente que para muchas mujeres, pasada la etapa inicial de vuelco en el bebé empiece una etapa complicada de reencontrar, o de encontrar, a la mujer dentro de la madre.
Algunas mujeres descubren su parte más femenina justo después de haber sido madres. Y se sorprenden descubriendo facetas en ellas mismas totalmente desconocidas. Como diría Jean Shinoda pasan del arquetipo Hera o Atenea al de Afrodita.
Todos estos cambios son difíciles de digerir cuando además hay un bebé o niño del que muchas veces somos únicas cuidadoras la mayor parte del tiempo.
Nos volcamos en nuestros hijos, lo hemos decidido así, nos llena ese papel, pero a veces nos sentimos como difuminadas, desdibujadas, lo que se ha dado en llamar “No salir en la foto”.
Guardamos y atesoramos testimonio de cada etapa del crecimiento de nuestros hijos y no olvidamos que ellos son los protagonistas de su historia, pero sí olvidamos que nosotras hemos de serlo de la nuestra.
No extraña comprobar la profunda crisis que experimentan muchas mujeres cuando han pasado los años y se dan cuenta que lo único que hacían era orbitar alrededor de sus hijos.
En EL Concepto del Continuum, su autora Jean Liedloff , explica que esta no es la forma lógica de criar hijos. Ellos vienen preparados para aprender de la vida de los adultos. Vidas ricas, llenas de quehaceres interesantes y con propósito. Atendiendo a los hijos, pero no desatendiéndose a sí mismos.

Cuando un adulto, principalmente la madre, deja toda su vida para dedicarse a contemplar a su hijo, las implicaciones emocionales para ese bebé son enormes. Y el mensaje intrínseco que recibe es que su madre no tiene nada interesante que aportar a su aprendizaje.
No podemos criar hijos con buena autoestima si no reciben el mensaje real de que sus padres, principalmente su madre por la gran influencia de esta figura en la primera etapa de vida de los bebes,  tiene buena autoestima.
Si nuestro álbum de fotos familiar está lleno de fotos en las que no salimos… algo pasa.
Te propongo algo: Dedícate unos minutos a mirarte frente al espejo y dime…

“Cuando te miras ¿qué ves?”

Este domingo 25 de Enero si estás en Las Palmas de Gran Canaria te propongo un círculo de reflexión sobre este tema.
Dentro del marco de actividades del 1º Aniversario de Espacio Vida.
¿Te apuntas?

Aniversario Espacio Vida

Agenda noviembre 2014

Mujer 3.0 -Hijos felices

Mujer 3.0 -Hijos felices

Aquí tenéis el Podcast del programa de ayer en “Esta es mi Tierra”:
En esta ocasión Raquel entrevista a Silvia Álava, psicóloga y autora de un libro con consejos para criar Hijos felices.

Para mí es un paso adelante que este tipo de libros sean cada vez menos un manual de adiestramiento, y más un acercamiento a lo que le pasa el niño. Lástima que sigue perpetuando conceptos del conductivo aunque disfrazados de más sutileza. Y al final puede que sea peor el remedio que la enfermedad porque cuando algo lo vemos en su plena dimensión  de poco científico e irrespetuoso es más fácil darse cuenta de que eso no es lo que los niños necesitan, pero cuando está edulcorado, igual muchos padres creen que así sí vale y el trasfondo es el mismo,
No por usar diminutivos en las palabras estas se convierten en otra cosa: “retirar un poquito la atención al niño si “se porta mal”“, no deja de ser un castigo que no deja en el niño otra impronta que la de que sólo se le escuchará y se le querrá si ignora sus emociones negativas, si “es” como alguien externo quiere que sea. Y eso es justo lo opuesto a la autoestima.

Al final  lo que veo es más Super nannys descafeinadas que a veces olvidan que con 2 años un niño no tiene control de sus emociones y es incapaz de razonar ( y esto es neurociencia, no es psicología). Y el refuerzo positivo no deja de ser un castigo encubierto.
AH! y los niños no necesitan aprender a dormir, que ya vienen aprendidos de serie… Antes de Ferber y Estivill la humanidad ya dormía.
En fin, oíd la entrevista y sacad vuestras propias conclusionesFoto del día 29-10-14 a la(s) 13.38 #2

I ENCUENTRO DE MUJERES VILLA DE MOYA 2014

I ENCUENTRO DE MUJERES VILLA DE MOYA 2014

Os copio la información sobre el I Encuentro de Mujeres Villa de Moya 2014, en el que participaré impartiendo mi taller  “Empodérate-Especial Prevención Violencia de Género”
En el marco de las actividades propuestas desde el Servicio de Prevención y Atención Integral a Mujeres y Menores Víctimas de Violencia de Género queremos invitarles al I Encuentro de Mujeres de la Villa de Moya que se celebrará el próximo 15 de noviembre enmarcado dentro de la Conmemoración del 25 de noviembre, Día Internacional Contra la Violencia de Género.
Adjunto se envía la información del Encuentro así como el formulario de inscripción a los talleres, recordándoles que son plazas limitadas, por lo que tendrán que marcarlos por orden de preferencia.
Agradeciéndoles de antemano su participación
Un cordial saludo
Equipo del Servicio de Prevención y Atención Integral a Mujeres y Menores Víctimas de Violencia de Género de la Villa de Moya
I ENCUENTRO MUJERES VILLA DE MOYA 2014
I ENCUENTRO MUJERES VILLA DE MOYA 2014
Si quieres participar descárgate el Formulario de Inscripción  y envíalo al correo electrónico que encuentras en el mismo.
Mujer 3.0 Conciliación

Mujer 3.0 Conciliación

Este tema da para un debate de horas… limitarlo a 20 minutos da para muy poco.
No hay soluciones perfectas universales, pero por supuesto desde la administración se podría mejorar muchísimo la situación de las familias al respecto.
Aunque es triste constatar que una vez más,  cuando se ponen sobre la mesa propuestas, no se tiene en cuenta a los bebés, sino sobre todo a los adultos.
Políticas de conciliación realmente insuficientes a todos los niveles, y propuestas que a mi entender, perpetúan la idea  errónea de que:

  • -Las mujeres tenemos que elegir entre trabajo e hijos
  • -Los hijos  se crían igual con la madre que con otro cuidador principal

No voy a discutir en este post que el bebé humano necesita al menos el primer año que su cuidador principal sea su madre, y no quiero decir con esto que no necesite tener al padre muchísimo en su vida diaria, pero si seguimos pensando en términos de “igualdad”  me temo que el precio lo pagan nuestros hijos.
Os dejo el podcast para que opinéis vosotros mismos.
Yo solo quiero dejar claro algunos puntos, para mí  importantes:

  • *La Maternidad no es una “carga” para aquellas mujeres que desean entregarse a ella plenamente
  • *La “carga” es que la sociedad te penalice por esa decisión  de forma económica, o a la hora de reincorporarse a la vida laboral
  • *Los bebés necesitan una figura de apego principal los primeros meses de su vida, y ésta es la madre, que es quien gesta y alimenta con su cuerpo.
  • *La biología no entiende de roles ni de política, y  es la madre la fuente de alimento exclusivo, sin horarios para el bebé, durante al menos 6 meses, en muchos casos 1 año o más. Separarla del bebé para que lo cuide otra persona es una afrenta a los derechos ya no de la madre, sino del bebé.
  • *Sustituir el tiempo de cuidado mínimo que necesita el bebé  de su madre por el padre no es la solución
  • *El padre  POR SUPUESTO debe disfrutar de todo el tiempo posible, implicándose en el cuidado del hijo, pero no sustituyendo a la madre.
  • *Los hijos no deberían ser moneda de cambio para una sociedad ni para las familias, ni herramienta política.
  • *El día que se valore el cuidado a los hijos como lo que es: la base de la sociedad, encontraremos fórmulas reales de conciliar: bajas apropiadas en tiempo, remuneradas en su totalidad, no penalización a las madres , no penalización a los padres, trabajos que permitan hacerse mientras se cría, no invisibilización de la maternidad, no estigmatización de la maternidad ni idealización tampoco.
  • *Hijos que nazcan en hogares donde les desean y donde los padres asumen la responsabilidad que conlleva, y esta es buscar primero su bienestar atendiendo sus necesidades, no las nuestras a costa de las suyas.
  • *RESPETO para todos. Principalmente para los niños, que son los perdedores siempre en estos temas.